La marcha “Justicia por Lucio” terminó con graves incidentes en la capital pampeana, contabilizando patrulleros incendiados, balas de goma contra los manifestantes por parte de la policía y además ataques a la sede policial en la que se encuentran recluidas las mujeres que están acusadas de haber llevado a cabo el crimen de Lucio.

Abigail Páez (27) y Magdalena Espósito Valenti (24), detenidas por el crimen de Lucio (5).

Lo sucedido pasó en Santa Rosa, al tiempo que el padre de la criatura de 5 años muerta, encabezó otra protesta en General Pico.

Cómo fueron los incidentes en la marcha “Justicia por Lucio”

La marcha había comenzado cerca de las 18.00 h. en Plaza San Martín, en Santa Rosa. Luego, las personas reunidas allí, recorrieron unas 30 cuadras, hasta que finalmente un grupo de ellos atacó la sede policial Sexta, la misma donde están detenidas las dos mujeres acusadas por el crimen del niño: Magdalena “Magui” Espósito, su madre y Abigail Páez, la pareja de “Magui”.

La comisaría pronto tuvo que defenderse de los ataques, los cuales fueron con piedras. La defensa la llevó a cabo el Grupo Especial Policial, quienes quedaron apresados por los disturbios contra la propia comisaría. La misma se halla en el barrio Butaló, de los más concurridos de Santa Rosa.

Entre los manifestantes, se pudieron contabilizar tanto hombres como mujeres y niños. Algunos de ellos atacaron las ventanas de la parte trasera de la comisaría, donde están algunas celdas. En ese lugar se hallan detenidas las dos acusadas.

A su vez, mientras se llevaban a cabo los ataques, muchas personas gritaban “¡asesinas, asesinas!” y se realizaron algunos escraches con pintadas.

Incluso en un principio, con las mismas piedras que consiguieron los manifestantes, rompieron algunas ventanas del edificio, para finalmente atacar a diferentes patrulleros que estaban apostados allí.

En ese instante, un grupo no identificado de personas comenzó a incendiar dos de los patrulleros, dejándolos prenderse fuego casi en su totalidad.

Ante esto, la policía respondió con balas de goma. Toda la secuencia de incidentes duró más de una hora.

La marcha de General Pico

Mientras sucedían todos estos incidentes, otro grupo de personas, encabezadas por el padre de Lucio, Christian Dupuy, marcharon en General Pico bajo la misma consigna: “Justicia por Lucio”.

También partieron desde la Plaza San Martín pero de esta ciudad. El propio Dupuy expresó: “Es un momento muy duro para nosotros. Esto nos da fuerza. El alma rota nos va a quedar por el resto de nuestros días”.

Para luego agregar: “Pedimos que paguen los que tengan que pagar. Las mujeres que lo hicieron. Y todos los que no se hicieron cargo que den la cara. Los fuimos a buscar, pero no nos atendieron”.

Las imágenes de la manifestación pidiendo "Justicia por Lucio". Twitter @LPNLaPampa Foto: @LPNLaPampa

También de esta protesta participaron los abuelos de Lucio, Ramón y Silvia Gómez y el tío del niño asesinado a golpes, Maximiliano Dupuy. Este tío había tenido a cargo a Lucio durante un año y medio, a partir de una autorización de la madre, “Magui”.

El tío, Maximiliano, también expresó: “La Justicia no se hizo. Lo tuve (a Lucio) un año y medio a cargo. Y cuando lo vino a buscar nadie hizo nada. Le dieron la razón”, con esto hizo referencia a la tenencia de la criatura. Cabe recordar que Lucio vivía junto a su madre y la pareja de ella, Abigail Páez.

Más declaraciones del tío de Lucio

Maximiliano Dupuy, el tío de Lucio, hizo fuertes descargos sobre el accionar de la Justicia: “Niñez apoyó cada cosa que hizo (la madre). Nunca comprobó nada. La ley la apoyó y hay dos mujeres que son culpables. Pero hay toda una ley que las apoyó”.

Y recalcó que “ahora salen denuncias, chats y el nene está golpeado hace mucho”, en referencia de la no intervención de los organismos en cuanto a la tenencia del infante.

“No pudimos hacer nada. Ante cada reclamo, no podíamos hacer nada. Nosotros no pudimos movernos, porque la justicia la amparaba”, terminó resaltando Maximiliano.

“¿Qué pasaba si nos movíamos? Terminábamos presos. No nos movimos como familia porque la ley no nos amparaba”, finalmente argumentó, para luego renunciar a la tutela de Lucio ante la Justicia.

Cabe recordar que el crimen de Lucio tuvo lugar el pasado viernes por la noche en la capital de La Pampa, Santa Rosa, donde estaba radicada su madre, quien compartía la casa junto a su hijo y su actual pareja, Abigail. Incluso esta última, se encontraba en la vivienda al momento del crimen.