Este martes, los municipios de Santa Rosa y Toay junto al Ministerio de Seguridad de La Pampa pusieron en marcha una serie de controles de velocidad en el tránsito vehicular de la Avenida Perón con el empleo de un radar móvil que documenta las infracciones automáticamente.

Los múltiples operativos están anunciados y señalizados cumpliendo con la normativa vigente y tienen por finalidad reducir ese factor de riesgo para quienes circulen por la mencionada arteria. El equipamiento fue provisto y es operado por la Dirección de Seguridad Vial, que coordina con las demás instituciones la ejecución de esta serie de controles que se realizarán de forma recurrente.

El radar es una pistola que mide la velocidad, con una cámara complementaria de fotografía que documenta el vehículo y la patente. Este registro es remitido de manera automática por lo que el personal autorizado puede proceder a ocuparse de formalizar la correspondiente infracción.

Además de medir la velocidad, el radar fotografía el vehículo infractor (Municipalidad de Santa Rosa)

Desde este 27 de enero, quedó establecida una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora en rectas, de 40 kilómetros por hora en ingreso a rotondas y la prioridad de paso a quienes circulen por la misma, en todo el recorrido de la Avenida Perón que involucra las jurisdicciones de las dos localidades.

Según se informó oficialmente, hasta la entrada en vigencia de esta normativa el Ministerio de Seguridad desarrolló con los municipios un plan de concientización que contó con una serie de etapas de asimilación y adecuación de las nuevas normas para reducir la siniestralidad vial y dialogizar la unificación del criterio normativo.