Los uniformados de la división Seguridad y Turismo de Apóstoles,  en el operativo de control sobre la ruta Provincial N°1 observaron al vehículo acercándose al retén. Le hicieron la señal para que se detenga pero el conductor hizo caso omiso y siguió la marcha, lo que motivó a los policías a seguirlo controladamente hasta el mencionado barrio.

Cuando lo interceptaron, le solicitaron al hombre de 47 años las documentaciones, las mismas estaban en regla, pero el personal de Tránsito Municipal, le realizó el correspondiente test de alcoholemia que arrojó positivo.

Por esta causa, el conductor que manejaba ebrio fue puesto a disposición de la Justicia, y el vehículo secuestrado.