En la madrugada del pasado martes 24 de noviembre, murió de coronavirus el obispo de la Colonia Menonita “Nueva Esperanza”, Abraham Neudorf, quien no alcanzó a recibir ayuda médica, y el caso disparó las alertas del Ministerio de Salud del Gobierno de La Pampa.

La Colonia, ubicada en cercanías de la localidad de Guatraché, al sudeste de La Pampa, es una comunidad prácticamente cerrada al contacto social externo, con miles de personas aferradas a creencias religiosas, mandatos culturales y tradiciones que las excluyen del confort y de la tecnología características de estos tiempos y que las expone a un severo peligro ante un brote pandémico como el que nos atraviesa.

Pobladores de la Colonia son atendidos por personal del Codes (APN)

Cuando trascendió aquel fallecimiento, la primera medida que las autoridades provinciales de Salud tomaron fue cerrar los ingresos de la Colonia, de manera circunscribir geográficamente el potencial peligro.

La segunda decisión, con la mira puesta en combatir el flagelo, fue instalar un hospital de campaña dentro del predio menonita con equipamiento, ambulancias y vehículos todo terreno, tratar de convencer a la población de que permitieran el trabajo preventivo ya que los integrantes de esa comunidad se negaban a abandonar el lugar para ser atendidos y no querían cumplir con los protocolos vigentes, e iniciar una búsqueda activa casa por casa, en un área rural extensa con 9 campos y cientos de familias por relevar.

El Hospital de Campaña permite una rápida atención (APN)

Juan Barbero, titular de la Coordinación de Desastres y Emergencias Médicas (Codes), explicó a la Agencia Provincial de Noticias el trabajo que están llevando adelante, a partir de que “la gran preocupación del Ministerio de Salud y del Gobierno de La Pampa, era poder establecer rápidamente cuál era el estado de situación en la Colonia”.

El profesional detalló que “se realizaron dos protocolos de Búsqueda Activa que cubrieron el total de los nueve campos con aproximadamente 1.700 personas, siendo ésta la población activa de la Colonia”, para la “detección, aislamiento, informe y seguimiento” de personas contagiadas, que hasta este viernes son 98 casos positivos.

Las familias se trasladan en carros tirados por caballos (APN)

Barbero puso de relieve la dificultad de no poder tener contacto con la gente del lugar a través de la tecnología, lo que implica visitar presencialmente a todas las personas y “estar con los equipos de protección personal en entornos agrestes o rurales con viento, calor y largas horas de actividad”.

Pero a pesar de las dificultades, de la sobrecarga para los equipos de Salud y de la dura batalla intercultural con la comunidad para hacerles entender que las acciones son para el propio beneficio, el coordinador de emergencias destacó el vínculo conformado con los pobladores de la Colonia, “ha sido maravilloso, no hemos tenido un solo inconveniente, por el contrario, nos han ofrecido la disponibilidad de los recursos que ellos tienen, como por ejemplo la instalación de una casilla anexa para ya dejar una ambulancia en forma permanente las 24 horas y quedar cubriendo una guardia y que se aloje el personal”, puntualizó.

Pobladores dialogan con el personal de Salud (APN)

Actualmente, hay cuatro pacientes de la Colonia internados en el Hospital de Guatraché, tres en el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria (CEAR) de Santa Rosa y cinco personas en el Albergue de la localidad sureña.

Por último, Barbero destacó el esfuerzo del personal sanitario que desarrolla las tareas y que, además del Codes, pertenecen a la Dirección de Atención Primaria de la Salud y la Zona Sanitaria I, todos bajo el eje del Hospital de Guatraché que es quien conoce a su comunidad y su georreferencia, y la participación de trabajadores de los hospitales de General Campos, Alpachiri y Macachín, localidades vecinas.