Jardines de infantes y maternales de La Pampa piden ayuda económica al Estado

Con las instituciones cerradas, dicen que cae la matrícula y no pueden pagar los sueldos.

Jardines de infantes y maternales piden ayuda económica al Gobierno (Facebook)
Jardines de infantes y maternales piden ayuda económica al Gobierno (Facebook)

En el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus, otra de las actividades que se han visto afectadas al no poder funcionar son los jardines maternales y de infantes de gestión privada en la provincia.

Estas instituciones educativas, que trabajan con niños que van desde los 45 días a los 4 o 5 años y están incorporadas a la enseñanza oficial, solicitan un auxilio económico al Gobierno provincial porque no alcanzarán a pagar los sueldos y alquileres, entre otros gastos, y la situación los deja al borde del cierre.

Entrevistada por Vía Santa Rosa, Eve Frank, directora del jardín maternal "Trampolín" de Santa Rosa, contó que, para buscar una solución, 19 jardines maternales y de infantes de Santa Rosa y General Pico enviaron una nota el 30 de marzo al director de Enseñanza de Gestión Privada, profesor Alfredo Alberto Gonnet Bertinat, solicitando ayuda.

"La respuesta fue que se entendía la situación, pero que nos recomendaban y nos invitaban a tomar o analizar, un crédito de los que ofrecía el Banco de La Pampa a tasa cero", dijo Frank, pero ante la caída de la matrícula y la incertidumbre acerca del recomienzo de actividades, no lo ven como una alternativa de solución pues sin ingresos no podrán hacer frente a las cuotas.

Los jardines de infantes y maternales atraviesan una difícil situación económica (Facebook)
Los jardines de infantes y maternales atraviesan una difícil situación económica (Facebook)

Por ese motivo, el 16 de abril le enviaron una carta al gobernador Sergio Ziliotto, firmada por todas las directoras de los jardines, "de la que no hemos tenido respuesta", puntualiza.

"Hemos podido hacer frente al pago de los sueldos de marzo al personal docente pero no vamos a poder pagar los de abril, las matrículas de los jardines se han reducido entre un 30 y 40 por ciento porque algunos padres no pueden pagar las cuotas, e incluso se recomienda que, de no ser necesario, no se envíe a los chicos a los jardines por este año", detalla la docente.

"La situación se complica cada vez más", dice Frank, y remarca que "queremos rescatar la importancia del servicio que nosotros brindamos, para el que hemos sido formadas. Los docentes lo vivimos con mucha angustia, por la posibilidad de perder la fuente de ingreso, nuestro trabajo, nos pone en esta situación de angustia y pedido de ayuda", concluye.