Familias rurales se reunieron en asamblea para pedir la intervención de la Provincia en temas fundamentales para el sector.


Una asamblea de mas de 100 familias rurales del oeste pampeano se llevó a cabo este sábado en Santa Isabel, coordinada por la Cooperativa La Comunitaria, el Movimiento de Trabajadores Excluidos y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, para reclamar al Gobierno provincial sobre varios temas que los preocupan.

Los crianceros que participaron de la asamblea pertenecen a los departamentos de Puelén, Limay Mahuida, Chalileo, Chical Co, Curacó y Loventué, y la cooperativa que los nuclea tiene como principal producción la cría de chivas y venta de cabritos.

En primer lugar, plantearon los problemas que enfrentan a diario con el puma, que aseguran arruina a las familias con sus grandes matanzas de chivas, y denuncian que “no vemos ninguna acción del Gobierno para resolver este tema y nos preocupa mucho”.

Los crianceros se reunieron en asamblea (Pampadiario)

“Lejos estamos de querer eliminar al puma”, dicen, pero demandan que “el Gobierno pague al productor por cada chiva muerta. No corresponde a los campesinos financiar las políticas de protección y control de fauna”.

Por otro lado, en relación a la venta de cabritos al Frigorífico de Santa Isabel administrado por el Gobierno provincial, que “ni uno solo hemos podido vender en el frigorífico, es necesario lograr un acuerdo de precios justos para poder utilizarlo, lo que beneficiaría a todos y solucionaría muchos problemas de comercialización”, sostienen.

También demandan ayuda por el maíz y la falta de refugios de chivas, sobre las cuales ya fueron elaboradas propuestas y pedidos pero “no logramos ser recibidos por ninguna autoridad provincial pese a las notas y pedidos formales que hicimos a lo largo del 2019″.

Reclaman ayuda del Gobierno provincial (Pampadiario)

Entre los reclamos, también señalan el de las heladeras a gas y sus altos costos de arreglo, la falta de mayor capacidad de las pantallas solares y conversores eléctricos para pasar a refrigeración eléctrica, y apoyo en infraestructura para recolección de agua bebible.

Por último, expresaron que “nos seguimos organizando para encontrar nuevos canales de venta y mejorar la comercialización de nuestras conservas, quesos y artesanías, ya que contamos con una producción de mucho volumen y calidad. No podemos permitir que nos sigan pagando poco y no reconociendo el valor de nuestra producción”.




Comentarios