Agustina Lima, de Victorica, y Graciela Córdoba, de General Pico, fueron protagonistas de sus historias personales en las emisiones del jueves y viernes del programa conducido por Santiago del Moro.


Este jueves, en la emisión del programa “Quién quiere ser millonario”, conducido por Santiago del Moro y que se emite por Telefe, se conoció la historia de Agustina Lima, una joven de Victorica que vive en Córdoba y que, hace dos años, donó médula ósea y le salvó la vida a un joven platense, Emilio, que participó con ella en el programa.

Durante la emisión, ambos concientizaron a la población sobre la importancia de ser donantes, relatando su experiencia y remarcando la satisfacción por la aprobación de la “Ley Justina”, que abre un montón de caminos a quienes están a la espera de ser trasplantados.

Al día siguiente, en el mismo programa, se conoció la historia de Graciela Córdoba y su hijo Danilo, de General Pico, quien desde muy pequeño supo que quería estudiar danza clásica y, con la valiosísima ayuda de su madre, que lo estimuló y ayudó, y superando un montón de prejuicios, pudo concretar sus sueños.

Danilo estudió desde los siete años en la escuela de danzas piquense de Lis García Alomar y, desde 2016, Graciela, empleada doméstica y modista, se instaló en Buenos Aires para que su hijo pudiera seguir con sus estudios en el Teatro Colón.

“Este año, en julio, lo becaron para el Royal Ballet de Londres, pero no pudimos viajar porque no conseguimos la plata para los pasajes. Yo mandé un mail explicando lo que pasó y vamos a volver a aplicar para la beca del año que viene. Me dijeron que si él daba con el perfil que buscaban, le ofrecían terminar sus estudios en Londres. Voy a dar todo por él“, contó emocionada Graciela.

Agustina y Graciela, dos pampeanas cuyas historias personales trascendieron gracias a la televisión y que sirven de inspiración para miles de televidentes que tal vez transiten por circunstancias similares. Agustina y Graciela, dos mujeres que son un ejemplo para imitar.





Comentarios