Según la denuncia, el hecho había sido cometido en el edificio de la Administración Provincial del Agua.


En la madrugada de este domingo, una joven estudiante de 18 años llamó a la policía y denunció que había sido violada en el predio del edificio de la Administración Provincial del Agua, en Villegas y Quintana, por un muchacho que había conocido en un boliche y del que sólo conocía su nombre de pila.

Al llegar la policía, la joven se encontraba acompañada por una amiga y su hermano a quienes había llamado primero. El personal policial tomó la denuncia en el lugar y de inmediato se le dio intervención a la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia y al fiscal de Delitos de Violencia de Género, Cristian Casais.

Según el relato de los hechos, se encontraba confundida y en estado de shock por lo que intervino un psicólogo en el trabajo de contención y fue luego trasladada al Hospital Lucio Molas, donde fue atendida por profesionales de ginecología. De los exámenes surgió que efectivamente había tenido relaciones pero no presentaba lesiones visibles.

Personal de la Agencia de Investigación Científica trabajó en la recopilación de huellas y rastros en el lugar del hecho, se revisaron las cámaras de videovigilancia y se confeccionó un identikit con un relato hablado del presunto agresor.

Ya sobre el final del día, la joven recordó lo ocurrido con claridad y le dijo, primero a la familia y luego a las autoridades, que en realidad no había sido abusada, que la relación no había sido forzada y, ante la consulta específica, dijo que no estaba haciendo esa declaración bajo presión.




Comentarios