El fin de semana extra largo concluyó con balance positivo para Santa Fe. La ocupación hotelera en los principales destinos turísticos superó el 95% y las autoridades provinciales creen que estos datos pueden ser el anuncio de la reactivación definitiva del sector.

//Mirá también: Santa Fe y Melincué se llenaron de turistas en el inicio del fin de semana largo

Según los registros oficiales, desde el viernes se utilizó alrededor del 85% de los más de 26.000 lugares disponibles en diferentes hospedajes. De la mano de la flexibilización de las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, las promociones como el plan Previaje II tuvieron un impacto positivo y el tiempo acompañó desde el viernes.

En Rosario la ocupación fue total y en la capital provincial también trabajaron al máximo de capacidad para recibir a visitantes. Desde la Secretaría de Turismo añadieron que influyó el uso de Billetera Santa Fe en hoteles, locales gastronómicos y otro tipo de comercios.

//Mirá también: Cinco destinos clásicos para disfrutar del turismo en Rosario

El titular de la cartera, Alejandro Grandinetti, señaló que la recuperación del sector es “mucho más rápida” de lo que esperaban. Además del movimiento interno, señaló que “cordobeses, bonaerenses y entrerrianos” tomaron buena parte de las reservas.

El funcionario provincial planteó que si se sostiene la caída de los casos nuevos de COVID-19, la gran demanda de este fin de semana largo puede llegar a representar la “consolidación” de Santa Fe como “destino seguro”.

Finalmente, el presidente de la Cámara de Cabañeros de la provincia, Jorge Unamuno, informó que el sector tuvo ocupación completa en todas las regiones y hubo una gran cantidad de pedidos de hospedaje que no pudieron atender.