Hace menos de un mes atrás se dio a conocer el insólito hecho que culpa a dos entrenadores de triatrlón de Santa Fe, quienes habrían abusado a menores de edad. Luego de que se conociera el relato de algunos jóvenes, los vecinos y familiares de las víctimas hicieron justicia por mano propia y en la noche del miércoles le incendiaron el auto a Walter Sales Rubio.

//Mirá también: Un joven de 24 años fue imputado por abusar a su sobrina de seis años: “Verlo suelto es muy difícil para mí”

Según detallaron los medios locales, el vehículo que fue atacado ya había recibido parte de la violencia de los habitantes de San José de Rincón, donde se produjeron los abusos a múltiples menores de edad. Incluso, agregaron que también se les había incendiado en otra oportunidad, parte de la casa a la que llamaron “la casa del horror”.

Sobre este incendio que ocasionaron los vecinos, se supo que solo afectó al vehículo, y que si bien estaba ubicado por fuera del hogar no habría afectado otra parte de la casa ni del barrio.

Además, confirmaron que Walter Sales Rubio (42 años) y Sheila Arteriza (30), pareja en la vida no se encontraban en el lugar al momento del hecho.

Santa Fe: incendiaron el auto del entrenador de triatlón acusado de múltiples abusos sexualesFoto: Aires de Santa Fe

Ambos mayores de edad están acusados por múltiples abusos sexuales que habrían ocurrido en el año 2010. Los “entrenadores” son figuras públicas en su ciudad, debido a su desempeño en la profesión y por sus constantes apariciones en los medios de comunicación locales.

Los relatos de las personas afectadas se dieron a conocer luego de que una joven de 22 años se animara a contar lo que vivía en los entrenamientos, donde según contó sufrió abusos por parte de la pareja cuando ella tenía entre 11 y 15 años. Posterior a esto, se hicieron eco de la voz y comenzaron a darse a conocer demás testimonios que revelan la crueldad de los entrenadores.