El Gobierno de Santa Fe anunció este jueves un aporte de $10.000 para trabajadores hoteleros de la provincia. La iniciativa se inscribe dentro del programa de asistencia económica a los sectores perjudicados por las restricciones para prevenir el contagio de coronavirus.

//Mirá también: Santa Fe se metió entre las 10 provincias más elegidas para el turismo

La propuesta para ayudar al personal de establecimientos turísticos contempla un pago mensual por seis meses. El objetivo es resguardar tanto los puestos laborales como las empresas y negocios de uno de los rubros más golpeados por las medidas sanitarias.

El ministro de Producción, Ciencia y Tecnología, Daniel Costamagna, destacó que el Ejecutivo ya desembolsó más de 1.200 millones de pesos en aportes directos no retornables. A la hora de defender la política de su cartera, manifestó: “Hemos acompañado a todos hasta el día de la fecha”.

//Mirá también: En lo que va de temporada, el turismo dejó $2.600 millones en Santa Fe

“Esta es una valoración del esfuerzo de empresarios y trabajadores con el compromiso del gobernador Omar Perotti de contener a todo el abanico productivo”, afirmó el funcionario rafaelino. A continuación, sostuvo que la ayuda para los trabajadores es una “inversión” y explicó: “Cuidar una empresa es una inversión. Eso lo llevamos adelante con todos los sectores”.

Por su lado, el secretario de Turismo, Alejandro Grandinetti, destacó la “responsabilidad social” de los empresarios hoteleros en el mantenimiento de los puestos laborales “a pesar de estar 9 meses cerrados” debido a la normativa sanitaria. “Al cierre de 2020, no había una gran retracción”, recordó sobre la situación de un rubro con más de 2.000 empleados.