La pandemia de coronavirus será el contexto de una temporada de verano inédita en los próximos meses y se avizoran dos grandes tendencias: mucho menos turismo en general, más viajes internos y menos al exterior. En este marco, Santa Fe armó un esquema complementario para hacer más atractivo el programa nacional Previaje y así captar al menos una parte de esa clientela nacional. Hasta el momento las expectativas son favorables tras definir buena parte de los requisitos para viajar en vacaciones desde fin de año.

Protocolos sanitarios

El plan del Gobierno santafesino consiste en liberar primero la circulación dentro de la provincia. La primera fecha tentativa es el 30 de noviembre y, si no, el 4 de diciembre. El objetivo es que el sector turístico arranque la temporada a la par del resto del país, es decir en enero, y no será necesario contar con un hisopado negativo para ingresar, según pudo averiguar Vía Rosario. De hecho, esto ya quedó descartado en el decreto provincial que habilita el transporte de media y larga distancia.

La idea es que quienes lleguen de vacaciones no deban cumplir con los 14 días de restricciones obligatorias correspondientes al régimen de aislamiento social, preventivo y obligatorio (Aspo), tal como ocurre desde julio por decreto. Como se presume que los viajes serán en su mayoría cortos, una medida como esta obligaría a los turistas a quedarse casi toda su estadía en el hotel o residencia.

Los ministerios de Producción y Salud vienen trabajando sobre el tema y se espera que antes de fin de mes se apruebe el protocolo con el visto bueno de la Nación. En cuanto a la cantidad de personas que podrán alojarse y otros detalles, el área de Epidemiología de la cartera sanitaria tendrá la última palabra.

Promociones

Además del Previaje, el programa del Ministerio de Turismo de la Nación, que ofrece a los viajeros que reserven servicios turísticos la devolución de un crédito por el 50% de lo gastado, la Casa Gris lanzó una propuesta propia denominada Santa Fe Plus. Entre los principales beneficios se cuentan paquetes de cuatro noches de alojamiento abonando tres en varios hoteles de las principales ciudades de la bota; descuentos en gastronomía, atracciones, comercios y paseos de compras; entradas gratis para los menores de 12 años a distintos atractivos, entre muchos otros.

“Hasta ahora en Rosario se sumaron 12 hoteles al programa y esperamos que sean más”, dijo Carlos Mellano, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica y Afines de Rosario (Aehgar). Quienes reserven en algunos de ellos, podrán acceder a tres noches de estadía al precio de dos. En el caso de cabañas, se ofrecen siete noches y se pagan seis. También se anunciaron descuentos y beneficios exclusivos en comercios y paseo de compra.

“También estamos trabajando en gastronomía para darle un diferencial al turista, con una serie de vouchers con descuentos para recorrer bares y restaurantes de la ciudad”, anticipó en diálogo con Vía Rosario. “Creemos que son propuestas motivadoras para que la gente se relaje pueda pasar un buen momento”, agregó.

Mellano consideró que, a medida que se vayan flexibilizando los traslados aéreos y terrestres, más gente se animará a viajar, y la ciudad en particular y la provincia en general tienen una oportunidad de conquistar turistas internos. “Hoy el dólar y las cuestiones sanitarias no motivan a mucha gente a irse al exterior, y Rosario tiene un gran desarrollo cultural, museos, el Acuario, playas, parques, gastronomía, y además está estratégicamente ubicada entre Córdoba y la Costa Atlántica, por lo que puede ser una ciudad de paso”, explicó.

Otros atractivos santafesinos son la comida litoraleña, excursiones de pesca por el Paraná, islas e islotes, el ecoturismo de Cayastá, el pueblo de agricultores y refugio de inmigrantes judíos de Moisés Ville, el turismo industrial de San Carlos Centro con su mítica cristalería y la única fábrica artesanal de campanas de Latinoamérica, el corredor de la Costa Norte capitalino, entre muchos otros.