El Gobierno provincial decidió sumar un día al régimen de veda para la pesca comercial en Santa Fe. La ampliación de la prohibición se implementó frente a la bajante histórica del río Paraná con un mal pronóstico de las condiciones en la región.

//Mirá también: El río Paraná ya está en el nivel más bajo desde 1944 y podría seguir cayendo

A diferencia de lo dispuesto en resoluciones anteriores, el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático aclaró que las restricciones que se implementaron desde este martes regirán hasta que se dicte otra norma que las sustituya.

Entre otras cuestiones evaluadas, el Ejecutivo aludió al diagnóstico del Instituto Nacional del Agua (INA), el cual anticipó que “los niveles en el río Paraná quedarán “oscilando por debajo del límite de aguas bajas”. De esta manera, concluyeron que “la situación ambiental del Delta sigue siendo desfavorable”.

//Mirá también: En junio sigue la veda parcial de pesca comercial y deportiva en el Paraná

La nueva prohibición sólo permite pesca comercial de martes a jueves en Santa Fe. En el caso de la actividad deportiva no hay restricciones por día, pero cualquier práctica debe llevarse a cabo con la devolución obligatoria de los animales capturados para minimizar la afectación de la fauna ictícola.

Por otra parte, el Gobierno provincial remarcó que el alcance de la veda fue consensuado con Entre Ríos. De esta manera, se facilita el trabajo de control para verificar el cumplimiento de las medidas.