Mientras la Cámara de Senadores de Santa Fe recibía el pedido de desafuero para Armando Traferri por una causa sobre juego ilegal, el ministro de Seguridad provincial Marcelo Sain contraatacó con una carta documento para intimar al legislador por dichos “mendaces, temerarios y maliciosos”.

El funcionario del Poder Ejecutivo reaccionó por la acusación del exintendente de San Lorenzo, quien lo responsabilizó por armar “operaciones de inteligencia” en su contra. La respuesta de parte del politólogo fue pedir pruebas de estas maniobras. Así le concedió un plazo de 72 horas para “exhibir en sede judicial los elementos de prueba que respalden sus expresiones difamatorias”.

La carta documento trascendió junto con el pedido de desafuero. (Reconquista Hoy)Reconquista Hoy

El titular de la cartera de Seguridad dijo que Traferri actuó con el “innegable propósito de desviar la atención de su situación procesal penal” en la causa sobre una asociación ilícita dedicada al juego clandestino y las extorsiones. Más temprano, el fiscal rosarino Matías Edery señaló que el senador departamental es considerado “uno de los organizadores” de dicha estructura delictiva.

Sain remarcó que el legislador se amparó en la “tan remanida teoría conspirativa” para cuestionar la denuncia sobre sus vínculos con el empresario Leonardo Peiti, así como los exfiscales Gustavo Ponce Asahad y Patricio Serjal. También apuntó contra el abogado que asesora al dirigente justicialista, José Luis Vázquez, quien se refirió al ministro como el “jefe de la Agencia de Inteligencia” de la provincia.