En el marco a la explosión que sucedió en la mañana de este viernes en la Jefatura de la Unidad Regional I de Santa Fe, cuatro policías terminaron heridos y fueron trasladados al Hospital Cullen. Dos de ellos ingresaron en grave estado, no obstante, a lo largo de la tarde confirmaron que habían salido de peligro, por lo que se encuentran estables.

//Mirá también: Un niño de 11 fue herido por un disparo en la cabeza cuando jugaba con sus amigos

“Los pacientes se encuentran ambos estables con buena evolución al tratamiento. El policía de 35 años continúa con asistencia respiratoria mecánica con un coma inducido y con buena saturación de oxígeno”, confirmó Juan Pablo Poletti sobre el efectivo primero en ingresar.

Por otra parte, sobre el oficial de 43 años, el profesional de la salud agregó que no está intubado dado que no lo requirió y que cuenta con una máquina de oxigeno. Además, sostuvo que no presentó complicaciones y que se le efectuó tratamientos sobre sus quemaduras.

Por su parte, sobre el suceso, ocurrió en las primeras horas de este viernes ubicada en Urquiza al 751, cuando se escuchó un fuerte ruido, y estallaron los vidrios. “Explotó y están explotando artefactos en la zona de explosivos de Jefatura”, detallaron desde Relaciones Policiales al momento de los hechos.