Romina Sala, hermana del futbolista Emiliano que falleció en un accidente aéreo, se encuentra internada en estado crítico y con respirador, tras un intento de suicidio. Antes de su ingreso al Hospital José María Cullen de Santa Fe, realizó enigmáticos posteos en redes sociales.

//Mirá también: Internaron en Santa Fe a la hermana de Emiliano Sala: se encuentra en grave estado

Romina Sala y un posteo que llamó la atención@salaromina | Instagram

A juzgar por sus publicaciones, las últimas semanas fueron muy duras para la joven de 29 años que fue quien se cargó al hombro junto a su madre todo el proceso judicial por el trágico episodio de su hermano, y que involucró a los clubes de fútbol Nantes y Cardiff City, al piloto y a la empresa que armó el vuelo.

Casi todo lo que publicaba los últimos días tenían que ver con Emiliano, dejando expuesta su profunda tristeza y dolor por lo ocurrido hace ya dos años. En uno de esos posteos aparece la foto de un festejo de cumpleaños junto a su hijo Augusto y a otras dos personas. Acompañó la imagen con un largo comentario, que a la luz de los hechos, parece ser revelador.

La última historia de Romina Sala fue una foto con su hijo@salaromina | Instagram

“Nadie ve todo lo que aguantaste. Solo ven tu última reacción. Tan excesiva. Tan fuera de lugar. Tan violenta. Irracional. Una bola llena de emociones y sentimientos que se unieron y explotaron en algo muy distinto a lo que eran en su origen. Y de repente lo que queda ya no se llama más angustia. Ni dolor. Ni ansiedad. Ni miedo. Ni desasosiego. Ni tristeza. Ni humillación. Ni cansancio. Ni agotamiento. Ni frustración”, comenzó escribiendo.

“De repente en un solo instante uno queda preso, atrapado, secuestrado, atado por sus propias emociones y entonces, un simple gesto mal puesto, una sonrisa en el tiempo equivocado, un último pedido, un nuevo favor, una llamado a deshora, un chiste que dejó de serlo lo que sea, es el dedo en el enchufe empapado de agua podrida, por un goteo permanente diario, constante, que uno siente como abuso”, continuó.

"Felicidad", otro enigmático posteo de Romina Sala@salaromina | Instagram

“Abuso de los límites, de la bondad, de la empatía, de la autoestima. Hasta que un solo día uno deja de tolerar lo que toleraba y sin sentirse descompuesto vomita vidrio energía acumulada y sacude todo lo que toca. Vomita y vomita. Y nadie entiende qué fue lo que comió. Porque nadie vio el proceso. Simplemente porque nadie lo vio. Entonces ahora, todos ven una explosión. Y vidrios. Vidrios por todos lados. Cortes por todos lados. Un desastre sin reparación”, señaló.

//Mirá también: Romina Sala envió “besos al cielo” en el cumpleaños de su hermano Emiliano

“Y lo llaman loco. Y lo juzgan. Y lo condenan. Y no lo perdonan. Y le piden que regrese al lugar de antes. Pero ya no se puede. El loco no quiere. No quiere el perdón. No busca el perdón. No necesita el perdón. No siente culpa. Siente aire. No puede entender cómo y porqué aguanto tanto. Por eso llora. Por eso. Por hartazgo. Por felicidad. Porque recién ahora está respirando, está bailando, está brillando”, agregó.

Romina Sala le dedicó una canción a su hermano Emiliano (AFP)

“Y esa llama que logró encender después de semejante calvario no se apaga más. Nunca más. El loco sabe. Sabe. Que eso que tocó es la campana de la cordura. Por fin pudo. Por fin pudo. Aunque nadie entienda. Que eso que explotó. Es lo más sano que hizo. Por eso no vuelve. No va a regresar. La próxima vez no habrá proceso. No comerá vidrio. La próxima vez ya sabe cómo decir no. No. Y que alivio ¿no es cierto? Que alivio...”, cerró.

En sus historias, había subido una foto junto a su hijo, también había compartido un párrafo que era titulado con la palabra felicidad, y también habló de hacer un viaje: “Y vaya donde vaya, suceda el desastre que suceda, siempre me traigo en el bolso la misma conclusión. Uno mismo: ese es el gran asunto del viaje”, escribió.

En caso de precisar asistencia psicológica, comunicarse al 107 o al 08003451435.