La ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, se contagió coronavirus. El caso lo confirmó este miércoles a la noche su par nacional Nicolás Trotta, quien quedó aislado luego de recibir el aviso y decidió suspender su agenda de actividades por haber tenido contacto estrecho con ella en las 48 horas previas.

El funcionario había visitado la capital provincial el lunes para realizar recorridas y mantener una serie de reuniones en la que también participó el gobernador Omar Perotti. El rafaelino se infectó por COVID-19 hace dos meses, de modo que hasta el momento no se informaron medidas preventivas respecto de su estado de salud.

Cantero no es la única funcionaria santafesina enferma luego de los anuncios realizados en la semana sobre la vuelta de las clases presenciales. También dio positivo el test la secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani, y se solicitaron más hisopados para terminar de aislar a quienes pudieron haberse contagiado.

La ministra quedará al margen de actividades presenciales hasta recibir el alta por coronavirus. De esta manera, se descartó su participación en la primera reunión paritaria con docentes de la provincia, programada para este viernes como parte de la ronda de negociaciones con gremios vinculados al Ejecutivo provincial.