Una partida de 500 vacunas para prevenir el contagio de coronavirus fue recibida este martes en el Hospital José María Cullen. De esta manera, en la ciudad de Santa Fe ya puede aplicarse la segunda dosis dentro del tratamiento para proteger al personal de ese y otros efectores.

El secretario de Salud de la provincia, Jorge Prieto, asistió al nosocomio para supervisar el traslado de las cajas térmicas en el marco de la campaña nacional para utilizar la Sputnik V. Allí también estuvo el director del establecimiento, Juan Pablo Poletti.

El funcionario de la cartera sanitaria manifestó que el envío de estos medicamentos “garantiza y da una seguridad a todos aquellos que accedieron a aplicarse la vacuna”. Según datos oficiales, 17.630 personas ya recibieron la dosis inicial en todo el territorio provincial.

Por su parte, Poletti contó que entre los trabajadores del sector había crecido el interés a partir del inicio de la aplicación del tratamiento desde el 29 de diciembre.

“Estábamos todos expectantes ante la llegada de las segundas dosis para completar la inmunización del plantel y que puedan trabajar más tranquilos, para seguir dándole batalla al Covid”, añadió el director del Cullen.

Fuentes sanitarias añadieron que en el nosocomio se realizaron 850 inoculaciones con la primera dosis de la vacuna rusa, con lo cual restan llegar a ese efector 350 unidades del segundo componente.