El juez Rodolfo Mingarini fue destituido por una votación unánime este martes en Santa Fe. La decisión se conoció al mediodía, después de la reunión que se llevó a cabo en los Tribunales provinciales de la ciudad capital.

El diputado provincial Maximiliano Pullaro precisó que la Corte Suprema y el resto de los participantes en el proceso de jury se pronunciaron a favor de la remoción del magistrado. Se trata de un funcionario con múltiples denuncias por falta de perspectiva de género en el ejercicio de su cargo.

El legislador de la Unión Cívica Radical (UCR) fue uno de los primeros en retirarse después de la audiencia definitiva. Afuera esperaban militantes feministas que celebraron la decisión por 10 votos a favor y ninguno en contra del pedido de destitución.

La labor de Mingarini sumó cuestionamientos formales desde que liberó a un presunto violador porque usó preservativo. A partir de allí se sumaron otras denuncias en las que incluso lo acusaron por la revictimización de niños y niñas en causas sobre abuso sexual en Santa Fe.

Ni bien se conoció el resultado, la diputada provincial Gisel Mahmud afirmó: “Esperamos que este sea un paso más de tantos otros que debemos dar para tener una justicia que escuche y acompañe los cambios sociales”. La representante del Partido Socialista planteó la necesidad de contar con “jueces idóneos, que valoren las pruebas científicas y “entiendan los nuevos paradigmas”.

La remoción de Mingarini la determinó un tribunal de enjuiciamiento integrado por toda la Corte Suprema de Santa Fe. Pullaro actuó como representante de la Cámara baja, Armando Traferri intervino de parte del Senado. La nómina se completa con dos abogados elegidos por sorteo: Julio Pagano, de Reconquista, y Héctor Ferrero, de Rafaela.