Por segunda vez en pocas horas, el Gobierno de Santa Fe confirmó un caso de coronavirus entre sus máximas autoridades. En esta ocasión el diagnóstico se refiere a Marcos Corach, uno de los hombres de confianza que Omar Perotti incorporó al Ejecutivo durante la pandemia.

El rafaelino integra la segunda línea de la cartera de Gestión Pública de la provincia desde julio. Su nombre fue uno de los primeros en asomar la semana anterior como posible reemplazante del ministro Esteban Borgonovo, quien decidió presentar su renuncia antes de los cambios de fin de año que había anunciado el titular de la Casa Gris.

El secretario de Coordinación de Políticas Públicas había dejado su lugar en la Municipalidad de la cabecera del departamento Castellanos a partir de la convocatoria de Perotti. La semana anterior trascendió que estaba bajo aislamiento preventivo y el diagnóstico por COVID-19 se dio a conocer este martes a media mañana.

A primera hora, la ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, también dio positivo después de algunos días retirada de las actividades presenciales por síntomas compatibles con coronavirus. En este caso, la funcionaria entró en cuarentena por segunda vez. La primera fue cuando se enfermó su padre, quien falleció en septiembre.