Colón arrancó la pretemporada este lunes y el entrenamiento tuvo como noticia principal la presencia de Luis Miguel Rodríguez. Aunque su futuro todavía no está definido de cara al próximo torneo, el “Pulga” fue a trabajar con sus compañeros tal como lo requiere su contrato vigente en Santa Fe.

El delantero de 36 años participó del inicio de la puesta a punto física bajo las órdenes del cuerpo técnico que encabeza Eduardo Domínguez. Cabe recordar que ya expresó su deseo de irse del Sabalero, aunque cumplió con sus obligaciones a la espera de una definición.

El ex Atlético Tucumán y Newell’s pretende reunirse nuevamente con el presidente José Vignatti para llegar a un acuerdo y rescindir el contrato que vence a fines de junio.

Por el momento, las dos posturas están firmes: el tucumano no quiere jugar más en Colón y ya se lo comunicó al cuerpo técnico y el club quiere que se respete lo firmado en enero de 2019.

En el arranque de la pretemporada también estuvo el defensor Rafael Delgado, flamante campeón de la Copa Sudamericana con Defensa y Justicia.

El lateral izquierdo, quien había acordado con el Halcón un préstamo para disputar los últimos partidos del torneo sudamericano, tenía permiso del cuerpo técnico para tomarse unos días de licencia pero prefirió presentarse en el primer día de la preparación para el torneo de la Liga Profesional de Fútbol que comenzará a mediados de febrero.

Por su parte, los nombres que están en carpeta para reforzar al equipo son Paolo Goltz, defensor de Gimnasia y Esgrima La Plata y amigo del entrenador; y Alexis Castro, mediocampista de San Lorenzo.