La provincia de Santa Fe dispuso extender el horario de cierre de bares y restaurantes, de manera que estos locales podrán funcionar hasta la 1:30 de domingo a jueves y hasta las 2:30 viernes y sábado. La medida obedece a la mejora en los indicadores epidemiológicos.

Cabe resaltar que los gastronómicos habían elevado un reclamo el lunes al gobernador solicitando una flexibilización de las restricciones al considerar que las mismas estaban poniendo en riesgo la continuidad de muchos emprendimientos en el rubro.

Finalmente el pedido tuvo respuesta favorable y desde la Casa Gris autorizaron a extender una hora más el horario de funcionamiento tanto en la semana como el fin de semana. Todavía no está en claro si estos nuevos horarios comenzarán a funcionar inmediatamente o en marzo.

“El decreto que tenemos vigente es del 9 de enero de este año, y allí la restricción a la circulación era entre las 0.30 y las 6 de la mañana, de lunes a viernes inclusive. Y sábados, domingos y feriados estaba impuesto entre la 1.30 y las 6. Ahora los locales gastronómicos y los comercios podrán estar hasta la 1.30, de lunes a viernes; y hasta las 2.30 los sábados domingos y feriados. Es una extensión de una hora que abarca a todos los casos”, indicó a LT8 el secretario de Comercio Interior y Servicios de la Provincia, Juan Marcos Aviano.