A partir de este viernes, en Santa Fe se implementarán medidas más estrictas por la pandemia de coronavirus. Luego del anuncio oficial, el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la provincia, Juan Manuel Pusineri, afirmó: “Esto es lo único que está probado que funciona”.

//Mirá también: Se conocieron las nuevas restricciones sanitarias que regirán en Santa Fe

“Si la salud no se valoriza de la manera adecuada, después no hay empleo, no hay trabajo, no hay nada”, argumentó el funcionario sobre la decisión de suspender temporalmente varias actividades. En cuanto al objetivo de las restricciones, señaló que apuntan a una “disminución de circulación y aglomeraciones” para que se desaceleren los contagios de COVID-19.

El exsecretario de la cartera laboral admitió que la gastronomía será uno de los sectores perjudicados por la nueva normativa. En este sentido, estimó que prohibir la circulación vehicular desde las 21 “va a tener un lógico desaliento por parte de quien pensaba ir a un bar”, pero advirtió que la alternativa “inmediata” era anticipar el cierre de esos locales.

//Mirá también: Coronavirus en Santa Fe: 1.949 nuevos casos y ocho muertes

Luego de superar el 90% en el nivel de internación en terapia intensiva en Santa Fe, Pusineri apuntó que las restricciones apuntan a una reducción de camas críticas ocupadas y también de contagios de coronavirus. Cabe recordar que las autoridades también pusieron en marcha un plan de contingencia para prevenir la saturación en el sistema sanitario.

En un reportaje con Radio 2, el ministro de Trabajo de la provincia anticipó que impulsarán controles en la vía pública junto a municipios y comunas. Al respecto, planteó que la preocupación del Gobierno son las “grandes aglomeraciones en plazas y paseos” como se pudo ver a lo largo de todo el verano.