Una mujer falleció este jueves en el Sanatario Mayo de la ciudad de Santa Fe. Su hijo denunció que la muerte se produjo por mala praxis y que el médico que estaba a cargo de la guardia no sólo estaba borracho sino que también lo agredió a él y a su familia.

Según indicó el sitio Aire de Santa Fe, el episodio ocurrió esta mañana y la denuncia quedó radicada en la seccional n°1 de Policía.

"Mi mamá estaba bien, ya casi estaba para el alta, estaba bastante lúcida. Le habían diagnosticado encefalopatía multifocal regresiva y la estaban terminando de tratar con ciertos medicamentos, que le suministraban vía oral", contó Juan, con un profundo dolor.

El denunciante contó que este martes su madre "no quiso tomar más los medicamentos entonces le pregunté a uno de los médicos qué hacíamos. Me dijo 'no pasa nada', y yo pensé, '¿no pasa nada?', porque ella estaba tomando anticonvulsivos. Los tenía que tomar sí o sí a cierto horario porque si no entraba en convulsión, que es lo que pasó esta mañana".

El hombre detalló que en consecuencia llamó a su hermano "que es médico. él me dijo que insista, porque mi mamá tenía que tener sí o sí los anticonvulsivos. Así que fui, hablé de nuevo con otro doctor y le pusieron la vía intravenosa, pero se la pusieron mal. Así que el anticonvulsivo que tenía que tomar, nunca lo recibió".

"Hoy llego a verla y me encuentro con que mi mamá respiraba mal. Vi que de golpe se le iban los ojos para atrás y que se le ponían los labios morados: estaba convulsionando. Me fui a buscarla a la enfermera y le dije lo que estaba pasando", dijo Juan al borde de las lágrimas.

En ese momento, el hombre relató que los profesionales "la empiezan a asistir y llega el médico terapista, que según lo que vi estaba totalmente borracho. Tenía el pantalón desprendido, estaba todo desfachatado. Estaba tan borracho que no tenía ni fuerzas para hacerle RCP a mi mamá".

"Cuando le dije que se corra porque estaba borracho me empezó a agredir. Lo golpeó a mi papá, me golpeó a mí y se dio a la fuga", manifestó el denunciante.

Sin consuelo, Juan explicó que su mamá "estaba bien" y que hoy merced al accionar de los profesionales del mencionado efector "está muerta".