La empresa reconoció como "errónea" la decisión y le pidió perdón.


Luego de tomar estado público la sanción impuesta al trabajador de una estación de servicio en Esperanza que aportó videos a la investigación por el femicidio de Agustina Imvinkelried, la firma decidió revertir la suspensión.

Ezequiel Schaab había facilitado a los padres de la víctima y porteriormente a la policía las imágenes de las cámaras de seguridad, lo cual permitió avanzar con la pesquisa.

Por esta actitud, el trabajador había sido suspendido sin goce de sueldo “por no cumplir el procedimiento interno de la compañía”, que consiste en dar aviso a sus superiores antes de entregar el material fílmico a un tercero. 

Agustina Imvinkelried fue asesinada en Esperanza el domingo 13 de enero de 2019. (@imvinkelried.agus)

Tras una reunión realizada este miércoles en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe, de la que también participó la Defensoría del Pueblo, la firma Azul Combustibles decidió levantar la sansión del playero y reconoció como “errónea” la decisión.

Además, le pidieron disculpas por el “malestar que nunca quiso provocar”, según el acta oficial.

Luego de la mediación de la cartera de Trabajo, la compañía se comprometió a “abonar los días caídos” al playero.

Las imágenes que entregó Schaab permitieron a los investigadores reconstruir el recorrido que hizo Agustina al salir del boliche “Teos” la madrugada del domingo 13 de enero último.

La adolescente apareció asesinada a golpes al día siguiente y el principal sospechoso del crimen, el empleado municipal Pablo Trionfini, se suicidó ese mismo lunes cuando la policía llegó a su domicilio.






Comentarios