La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, afirmó que "a principios de octubre vamos a tener el momento más álgido de la pandemia" de coronavirus y por ello realizó un llamamiento a la responsabilidad ciudadana porque "es ahora que tenemos que cuidarnos muchísimo para poder enfrentarlo".

La funcionaria, que la semana pasada dio positivo en Covid-19, destacó el crecimiento en la realización de testeos durante las últimas semanas y adelantó que en los próximos días llegarán al país 40.000 test rápidos que solicitó la Provincia.

En la provincia de Santa Fe, hasta el reporte de ayer, se han detectado un total de 29.192 casos positivos y hubo hasta el momento 298 fallecimientos, en tanto hay 161 pacientes internados en terapia intensiva, de los cuales 149 requieren asistencia respiratoria mecánica.

Martorano dijo que en Santa Fe "hay 6 efectores públicos y 12 privados que hacen los hisopados de PCR" pero señaló que "necesitamos más testeos, y en este sentido, existe un test rápido, es decir, un examen de antígenos que Nación ya aprobó y el ministro de Salud nos dijo que era muy bueno".

"Es una prueba rápida que permite que en 30 minutos se conozca el resultado y así aislar más rápido a los casos. Lo que buscamos es ganar tiempo, como así lo determinaron el presidente Alberto Fernández o el gobernador Omar Perotti, quienes generaron estos tiempos de cuidado", remarcó.

En relación al ascenso de la curva de contagios en el territorio santafesino, la ministra explicó que "nosotros tenemos un mes y medio de diferencia con Buenos Aires. Esto va a seguir durante ese tiempo y vamos a tener que cuidarnos mucho para evitar que el sistema de salud se colapse".

"La manera que tenemos de cuidarnos es no circular, porque esta situación va a ser larga, con el único horizonte que es la vacuna", añadió. Martorano advirtió que "los casos van a ir subiendo en Santa Fe" y explicó que en el caso de Rosario, al ser un gran centro urbano, se sabía "que podía llegar a darse esta cantidad de casos, por la cercanía con Buenos Aires y la conexión industrial y económica que tenemos con ellos".

"Esto es una pandemia y eran los números que proyectábamos. Lo expandimos casi al máximo pero ya atendimos a casi 27.000 personas, necesitamos poder atender al resto sin que se desgaste el sistema. Por eso la necesidad de que los contagios no se den todos juntos. Estamos en un momento de saturación, pero la red provincial de salud está funcionando", agregó.

En ese sentido, pidió a la ciudadanía "salir solo si hace falta, tratar de circular lo menos posible" y les pidió "paciencia", ya que "Argentina está en tratativas con tres laboratorios para tener la vacuna, ese es el horizonte".