La ministra de Salud, Sonia Martorano, consideró que no se percibe la "compleja situación" de la provincia.


El día después de suspender temporalmente en buena parte del sur provincial, la ministra de Salud provincial Sonia Martorano reiteró que la situación sanitaria en Santa Fe es “muy compleja” frente al nuevo coronavirus. “Lo que más me preocupa es que la gente aún no lo esté viendo“, puntualizó.

Este sábado las autoridades confirmaron un total de casos que superó la barrera de los siete mil contagios. La funcionaria comentó que el sur es la región “más complicada”, aunque realizan un “seguimiento exhaustivo” de todas las personas infectadas por COVID-19.

A tono con el decreto que firmó el gobernador Omar Perotti el último viernes para restringir la circulación nocturna en el Gran Rosario y otras cinco localidades de la provincia, la titular de la cartera sanitaria confirmó que hay camas disponibles pero “se van restringiendo” en la medida en que no se ralentiza la curva de contagio.

La nueva prohibición consensuada entre la Casa Gris y los intendentes suscitó múltiples críticas de la oposición y de los gastronómicos junto a otros sectores perjudicados. Sobre este tema, Martorano aseguró que actuaron “pensando en la actividad económica” cuando podrían haber retrocedido a la fase de aislamiento.




Comentarios