Rosario y Casilda se mantienen como las localidades con mayor cantidad de fallecimientos debido a la pandemia.


El Ministerio de Salud de Santa Fe informó este lunes cinco muertes por coronavirus y cuatro de ellas corresponden a personas residentes en el sur provincial. De acuerdo a los registros oficiales, ya son 58 los fallecimientos producto de la pandemia en el distrito.

Fuentes del Ejecutivo reportaron dos decesos en Rosario y Casilda, donde se concentran más de la mitad de los casos fatales en toda la bota. El primero se refiere a una mujer de 74 años con comorbilidades que llevaba tres semanas alojada en un sanatorio privado. En el departamento Caseros, en tanto, otra anciana de 92 años corrió la misma suerte luego de ser internada el 9 de agosto.

Por otra parte, San Lorenzo sumó la segunda muerte por COVID-19. El hombre de 72 años había sido trasladado desde el cordón industrial a un efector de la Cuna de la Bandera y también presentaba patologías previas que aumentaban su riesgo frente a la nueva enfermedad.

En Venado Tuerto, en tanto, otro paciente de 70 años con comorbilidades falleció luego de su ingreso el 12 de agosto a un hospital público en la principal ciudad del departamento General López. Finalmente, en el norte santafesino se notificó el deceso de un habitante de Las Toscas que tenía 67 años y había sido derivado a Reconquista hace 11 días.




Comentarios