Ambos jugadores se hisoparon en Montevideo y demoraron su ingreso al país por cuestiones administrativas.


Tal como lo indica el protocolo, los futbolistas uruguayos Leonardo Burián y Rafael García tienen desde este martes 14 días de aislamiento para luego integrarse a las prácticas del plantel de Colón que dirige Eduardo Domínguez.

Voceros del club “sabalero” informaron que ambos futbolistas ingresaron por el puente Libertador San Martín, que une la ciudad uruguaya de Fray Bentos con la argentina de Gualeguaychú, donde se encontraron con José Alonso, uno de los vicepresidentes del club santafesino.

Los jugadores orientales debieron realizarse un hisopado en Montevideo y su demora en incorporarse se dio por los trámites de desplazamiento tanto para abandonar Uruguay como para ingresar a la Argentina.

El plantel de Colón tuvo su primer caso de coronavirus la semana pasada, cuando dio positivo el hisopado de Brian Fernández, quien se encuentra aislado junto a su pareja e hijo en una casa de un barrio privado de la ciudad de Santo Tomé.

También fueron aislados los jugadores que compartieron el grupo de entrenamiento con el ex delantero de Defensa y Justicia y Racing Club.

Se trata de Facundo Farías, Eric Meza, Lucas Viatri y Christian Bernardi, quienes están aislados en sus domicilios a la espera de ser sometidos a un hisopado.

Voceros del club informaron que los cuatro no presentan síntomas y llevan a cabo rutinas de trabajo ordenadas por el preparador físico Pablo Santella.

Distinto es el caso de Luis “Pulga” Rodríguez, quien se sumó al trabajo en la jornada de ayer, tras haber cumplido los 14 días de aislamiento desde su llegada a Santa Fe proveniente de Tucumán.




Comentarios