Los jugadores tatengues fueron sometidos al test de coronavirus y luego trabajaron en grupos reducidos.


El plantel de Unión retornó este lunes los entrenamientos después del parate por la pandemia. Los jugadores fueron sometidos al test para detección de coronavirus y, tal como estaba previsto, el técnico Juan Manuel Azconzábal estuvo ausente con aviso mientras cumple la cuarentena en Santa Fe.

Voceros tatengues recordaron que el “Vasco” llegó a la ciudad el jueves, al igual que los ayudantes de campo Ariel Zapata y Raúl Aredes, y el preparador físico Jorge Funes, por lo que no podrá tomar contacto con sus dirigidos hasta que pasen los 14 días de aislamiento.

Los integrantes del plantel rojiblanco concurrieron al predio Casasol, situado en la Autovía Nacional 19, y a medida que ingresaban fueron sometidos a los test enviados por la AFA.

La primera práctica fue comandada por Rodrigo Llinás, el entrenador de arqueros y Hugo Díaz, otro de los preparadores físicos.

Lo deportistas se repartieron en grupos de seis y no pudieron utilizar las duchas del predio, por lo que una vez concluido el trabajo se retiraron a sus domicilios sin tomar contacto.

Estuvieron los arqueros Sebastián Moyano, Marcos Peano, Joaquín Papaleo e Ignacio Arce; los defensores Brian Blasi, Francisco Gerometta, Jonathan Fleita, Jorge Zules Caicedo, Franco Calderón, Franco Godoy, Federico Vera y Claudio Corvalán.

También los volantes Lucas Ríos, Lucas Algozino, Gabriel Carabajal, Gastón Comas, Juan Nardoni, Walter Bracamonte, Fernando Elizari, Sebastián Assis, Emmanuel Cecchini y Kevin Zenón; y los delanteros: Mauro Luna Diale, Ezequiel Cañete, Javier Cabrera, Franco Troyansky, Nicolás Andereggen, Gastón González, Alfredo Pussetto, Matías Gallegos, Daniel Juárez.




Comentarios