El procedimiento corresponde a la causa que se abrió por amenazas y atentados contra un funcionario policial.


Una investigación sobre malversación de fondos en la Jefatura de Policía de Rosario llegó este martes hasta el interior del Ministerio de Seguridad de Santa Fe. A casi un año de recibida la primera denuncia, la pesquisa llevó a los fiscales a solicitar allanamientos en la sede de la cartera en busca de nueva evidencia.

El procedimiento fue solicitado por la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos y apuntó específicamente al área encargada de asignar recursos del presupuesto entre los que se incluyen las partidas para las fuerzas provinciales.

La conexión entre la sede de la Unidad Regional II y la Dirección General de Administración del ministerio en la ciudad de Santa Fe se estableció a partir de los atentados y amenazas a Cristian Güemes. El contador trabajaba como habilitado en Rosario, por lo que tenía a su cargo la autorización de pagos de horas extra, reparaciones y otros gastos.

Fuentes consultadas por La Capital aclararon que el resultado de la intervención a cargo del Organismo de Investigaciones (OI) del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se mantenía bajo reserva a la espera de medidas pendientes en carpeta de las autoridades judiciales. Incluso se barajaba la posibilidad de allanamientos en otras unidades regionales.




Comentarios