En Rosario el testeo se completó y no hubo infectados.


Desde este jueves el Gobierno de Santa Fe comenzó el testeo de covid-19 sobre geriátricos tanto públicos como privados en todo el territorio provincial y hasta el momento no se registraron casos positivos.

El secretario adjunto de Salud, Jorge Prietto, detalló este viernes en una conferencia de prensa que la provincia cuenta con 245 establecimientos geriátricos que dependen de la Dirección General de Auditoría Médica del ministerio de Salud; otras 20 que dependen de la Dirección Provincial de Adultos Mayores del ministerio de Desarrollo Social, que son públicos; y hay 50 establecimientos privados habilitados.

Prietto indicó que el operativo de control, que comenzó e jueves, se inició en Rosario y continuará la semana próxima en la ciudad de Santa Fe para luego extenderse al resto de la provincia.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Rosario, Gustavo Zignago, afirmó en el encuentro con la prensa que en las inspecciones de los geriátricos de esa ciudad -un total de 189 establecimientos entre públicos y privados que contienen a una población de unos 5.000 adultos mayores- “no se registraron casos positivos de Covid-19 ni en residentes ni en el personal a cargo”.

Sobre el operativo, precisó “que se trata de verificar el cumplimiento del protocolo diseñado para los geriátricos que apunta a garantizar una inmediata respuesta tanto ante un caso sospechoso como uno positivo de Covid-19”.

Al respecto, Prietto apuntó que, una vez que se realiza la inspección, los establecimientos son clasificados en tres niveles: nivel A, B y C.

“El nivel A es el completo, el que tiene zona de aislamiento, que puede llegar a sectorizar, que tiene recursos humanos suficientes como para atender un aislamiento dentro del establecimiento llegado el momento en que las camas de la internación estén saturadas en los efectores de salud”, detalló.

En tanto, “los clase B cuentan con todo el recurso humano, todos los espacios, pero no podrían aislar sectorialmente porque no tienen todas las comodidades para hacerlo”, puntualizó.

Por último, precisó que los que “clasifican como C son aquellos geriátricos que estarían en condiciones de entrar en alerta roja, es decir serían establecimientos que ante un evento habría que proceder a la evacuación”,




Comentarios