La ministra de Educación, Adriana Cantero, salió a respaldar la propuesta salarial que oficializaron este jueves a los docentes santafesinos y que en principio nos satisfizo a los referentes sindicales que participaron del encuentro, hecho que hace peligrar el comienzo de clases el lunes.

Para la ministra "es la mejor propuesta posible en un contexto de máxima restricción fiscal" y está "en sintonía con las ofertas que se están haciendo en el resto de las provincias del país".

"Hicimos una oferta que tiene que ver con una actualización del valor índice del salario que impacta sobre todos los componentes del sueldo. Elegimos también mejorar el monto para material didáctico y lo llevamos a 870 pesos. Además también llevamos a 1210 pesos el aporte nacional del fondo de incentivo. En total se trata de un incremento que parte de los 3 mil pesos para los sueldos iniciales de bolsillo", describió la ministra, y agregó que "equivale a un incremento de entre un 10 y un 12 por ciento según los cargos".

Vale aclarar que algunos referentes gremiales, como Gustavo Teres, al frente de Amsafe Rosario, estimaron que el incremento paritario "no supera el 8 por ciento". Frente a dicha postura la ministra de Educación sostuvo que el cálculo difiere en relación a "desde dónde se está haciendo el análisis del porcentaje".

Cantero insistió en los problemas de la recaudación que existen en Santa Fe que al parecer fueron los factores que delinearon la oferta salarial. "Hay una caída de la recaudación que viene registrándose en continuo en los últimos 18 meses", manifestó.

Los maestros definen entre este viernes y el sábado la posibilidad de articular alguna medida de fuerza en repudio de la oferta que presentaron desde el gabinete de Omar Perotti.