Luego de los dichos de la misnitra Frana sobre el pasivo de su cartera, desde las constructoras salieron a remarcar que hay deudas que en algunos casos tienen 8 meses.


El planteo que hizo la ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, al exponer el pasivo que enfrenta su cartera, conformado en parte por deudas en concepto de certificados de obra y obligaciones con contratistas, tuvo su correlato entre los empresarios del rubro de la cosntrucción que ya piensan en solicitarle un plan de pagos a la admisnitración Perotti.

“Estamos en un nivel de deuda que nos hace inviable seguir mucho tiempo más. Ojalá podamos en esta semana tener una propuesta de pago y seguir avanzando y sosteniendo los puestos de trabajo, no tenemos para mucho más, estamos muy agobiados financieramente”, expresó luego de los dichos de Frana el presidente de la Cámara de la Construcción de Santa Fe, Renato Franzoni.

El representante de las firmas contratistas se alineó así con la miinistra que este lunes buscó responsabilziar a la gestión de MIguel Lifschitz sobre la situación crítica en las cuentas del área de infraestructura y obra públcia.

Franzoni expuso que en algunos casos las deudas se acumularon durante ocho meses y remarcó que “el ritmo de los trabajos se desaceleró desde mediados del año pasado, por decisión del gobierno anterior, y hubo despidos en el sector”.

Frana había declarado en conferencia de prensa su intensión que buscaba “que los contratistas del Estado tengan en claro cuál es la situación actual, para interpretar por qué planteamos en la Legislatura una ley de emergencia que pretende generar un marco legal para hacer los aportes necesarios y resolver esta situación que no empezó hace menos de un mes, con la gestión del gobernador Omar Perotti, sino hace mucho tiempo”.




Comentarios