La Cámara de Diputados de Santa Fe dio media sanción al protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo que facilitaría el acceso a la práctica médica en los casos contemplados por el Código Penal.

"Este proyecto fue presentado este año por lo tanto tenemos un año más con estado parlamentario. Es importante insistir en que sea ley para dar resguardo a los equipos de salud que realizan estas prácticas", sostuvo la diputada del espacio Igualdad y Participación, Silvia Augsburger, quien junto a Rubén Giustiniani impulsaron la iniciativa.

El protocolo no modifica los derechos y obligaciones contenidos en las leyes y en la Constitución sino que se propone evitar las obstaculizaciones, las demoras, la revictimización de niñas abusadas y "todas las formas de negación de derechos que se producen cuando no se respetan normas vigentes".

"En Argentina nacen 3.000 bebés de niñas madres por año. Es una necesidad que la interrupción del embarazo en esos casos esté bien protocolizada para evitar esto. Una niña y una mujer violada tiene derecho a interrumpir el embarazo. Está contemplado en el código penal pero este derecho se viene obstaculizando sistemáticamente", lamentó.