El gobernador Miguel Lifschitz rubricó el decreto Nº 3546 a través del cual la provincia adjudica al Nuevo Banco de Santa Fe S.A. el servicio de agente financiero y Caja Obligada de Estado Provincial por un período de cinco años. El nuevo contrato prevé, entre otros beneficios, líneas de financiamiento para pymes santafesinas, así como la obligación para el Banco de ceder depósitos Judiciales de la provincia a modo de respaldo para la creación del nuevo banco estatal de Santa Fe.

Los detalles de la adjudicación fueron presentados por los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Economía, Gonzalo Saglione.

Según Farías, "en este nuevo contrato se avanza en beneficios muy claros, no solo para el erario público sino, también, en cuanto a la posibilidad de que el banco recupere ese rol de ser el motorizador de la economía provincial", declaró el ministro al tiempo que señaló que al proceso "lo hicimos de una forma transparente, cuidando todas las condiciones legales".

Asimismo, Farías recordó que "es un tema que tratamos permanentemente en la mesa de transición -con los representantes de las autoridades electas-, donde notificamos cada paso que dimos. No hubo objeciones. Por eso creemos que el proceso está consolidado y legitimado".

Entre otras mejores de contratación figuran la apertura de sucursales, colocación de cajeros y la posibilidad que esto se extienda a localidades de menos habitantes", detalló entre otros beneficios.

Por su parte, Saglione, recordó que "a poco de iniciarse la gestión del Frente Progresista, en 2008, se licitó la contratación del servicio de agente financiero. Eso marcó un hito en la relación entre un gobierno provincial y una entidad bancaria privada porque fue la primera vez que un banco, para poder prestar servicio de agente financiero de la provincia, empezó a pagar un canon".

"Ese contrato venció el 30 de junio de este año y se ha prorrogado hasta la fecha, mientras se terminaba de resolver el proceso licitatorio. Nosotros encaramos esta nueva licitación con una mirada más integral que incluye, no solo la licitación, sino dos proyectos de ley que están en tratamiento en la Legislatura de la provincia: las creaciones de un banco público y la de dos instrumentos financieros muy importantes para la actividad productiva, como el Fondo de Garantías Santa Fe y el Fideicomiso Productivo".

"Cada uno de los tres proyectos tienen lazos de vinculación con el pliego del agente financiero y el contrato que va a resultar de esta adjudicación. El pliego permite que las lecciones aprendidas durante estos años puedan ser trasladadas a las nuevas condiciones contractuales", consignó Saglione, e indicó que, a través del nuevo contrato, "el banco va a pagar un canon a la provincia más alto que el que venía pagando hasta la fecha, una diferencia de 70 millones de pesos por año, a valores de hoy".