El club Gimnasia y Esgrima de la ciudad de Santa Fe vive una situación dramática debido a los tarifazos y la merma en la cantidad de socios. Desde la gerencia de la institución señalaron que tuvieron que pagar 170 mil pesos de gas y ahora se preparan para recibir una boleta de 200 mil pesos.

El gran desembolso que tuvo que realizar el club ubicado en 4 de enero y Lisandro de la Torre repercutió de tal manera que desde la administración no pueden afrontar el pago de salarios a los empleados y tampoco hacer refacciones o mantenimiento de las instalaciones.

"No hay oposición a determinar que no tendríamos que pagarlo, hay inacción. Para los clubes que tenemos natatorio climatizado se nos hace todo cuesta arriba", comentó Marcelo Sabatini gerente del Club Gimnasia y Esgrima.

Club Gimnasia y Esgrima de la ciudad de Santa Fe. (Street View)

El dirigente también se refirió al sistema de reintegro a Clubes que Nación anunció hace dos años y que en la institución dejó de cubrirse. "Nosotros tenemos una acreencia 800.000 pesos a nosotros no nos dan el reintegro ni tampoco una alternativa de tarifa social", sostuvo a Aire de Santa Fe.

Debido a esta situación, Sabatini tuvo que comunicarles a los trabajadores que les abonarán el salario con retraso. "No te dejan margen para resolver problemas diarios en las instalaciones", manifestó.

Como si fuera poco, a principios del 2019 la cantidad de socios comenzó a mermar y de 2 mil personas que pagan una cuota todos los meses, la cifra bajó a 1.300 y en la actualidad se mantiene en 1.700 pero con un alto índice de morosidad.

“Los directivos tiene un desazón bárbara porque venir al Club todos los días es venir a encontrarse con mucho inconvenientes", concluyó el dirigente.