El gobernador consideró que esa cifra es un despropósito.


El gobernador Miguel Lifschitz le bajó el pulgar al pedido de 60 millones de pesos que realizó el intendente José Corral para la concreción del TC2000 en Santa Fe.

“Este año sin el apoyo de Provincia va a ser imposible hacerlo, debido a que hay otras prioridades como el tema paritarias”, había planteado el mandatario municipal que además exigió una respuesta del Gobierno antes de fin de mes.

Al respecto, Lifschitz consideró que “es un despropósito” invertir “semejante cantidad de dinero en un evento que dura una noche”.

“Nosotros siempre hemos colaborado porque entendemos que es un evento importante para la ciudad de Santa Fe pero hemos hecho un aporte que no tiene nada que ver con esa cifra“, planteó.

Sin embargo, no descartó realizar otro desembolso este año pero aclaró: “De ninguna manera pensamos que sea lógico y razonable invertir semejante cantidad de dinero en un evento automovilístico”.






Comentarios