El gobernador santafesino consideró que el espacio que impulsa junto a Lavagna es "lo único nuevo que puede pasar".


Luego de que Cristina Fernández de Kirchner se lanzara como precandidata a vicepresidenta junto a Alberto Fernández, Miguel Lifschitz minimizó el impacto del anuncio de cara a la campaña nacional y afirmó: “Cualquiera sea el orden, el proyecto termina siendo el mismo“.

“No hay grandes cambios. Obviamente introduce una novedad imprevista, genera alguna sorpresa y mueve un poquito el tablero político“, comentó el gobernador luego de inaugurar obras en Esperanza. Hecha esa salvedad, subrayó que “en el fondo, lo importante son los proyectos más allá de las personas”.

Abocado a lograr que Roberto Lavagna se convierta en el candidato de consenso entre quienes no están alineados con el kirchnerismo ni con Cambiemos, el ex intendente rosarino aseguró: “Lo único nuevo que puede pasar en materia política es que se consolide el tercer espacio en el cual estamos trabajando”.

El análisis del mandatario provincial fue anterior a la confirmación del economista para participar por segunda vez en la pelea por llegar a la Casa Rosada. Cabe recordar, sin embargo, que el referente del Frente Progresista había señalado dos semanas antes que ya había “una decisión tomada” por el ex ministro que trabajó con Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde.




Comentarios