Después de permanecer dos semanas cerrada, la parroquia Sagrado Corazón de Jesús en General Alvear retoma las celebraciones litúrgicas con presencia de fieles.

Los primeros días del mes cancelaron todas las actividades en la Iglesia al conocerse que el padre Héctor Albarracín dio positivo a coronavirus. Con él, el resto de los curas de la parroquia también fueron puestos en aislamiento.

Por medio de un comunicado desde la parroquia central de Alvear informaron que a partir de este martes “se reanudan las celebraciones con fieles, la atención sacerdotal y el despacho parroquial”.

“Los sacerdotes agradecen el apoyo, acompañamiento y las oraciones en estos días de aislamiento”, indicaron.