Un joven salvó a una nena de 4 años que cayó a un canal y estuvo a punto de morir ahogada. El motociclista escuchó los gritos desesperados de la gente que pedía ayuda y sin dudar abandonó la moto y se lanzó al agua.

La menor fue trasladada al hospital Schestakow donde quedó internada. En tanto la mamá de la nena, de 40 años, podría ser procesada porque el test de alcoholemia le dio positivo.

El incidente y acto de valentía de un vecino sanrafaelino ocurrió el miércoles minutos después de las siete de la tarde en avenida Rawson al 1780, cerca del barrio Villa Laredo.

Según fuentes policiales, la niña se alejó de la madre, se acercó demasiado al canal Cerrito y en un pequeño descuido cayó al cauce.

Los gritos desesperados de la nena alertaron a una vecina y esta a su vez comenzó a solicitar ayuda.

El joven héroe que pasaba justo en ese momento por el lugar no dudó un segundo, dejó la moto a su suerte y se lanzó para rescatar a la pequeña que iba arrastrando la corriente.

Segundos después arribó personal policial y colaboraron para sacar al hombre y la menor del cauce.

La niña fue trasladada al hospital sanrafaelino con principio de asfixia por inmersión, lograron estabilizarla y quedó internada en el área de pediatría.

De acuerdo a fuentes policiales, los efectivos que entrevistaron a la madre de la nena observaron que estaba un tanto extraña y por orden de la fiscalía le realizaron un dosaje de alcohol. Al parecer las sospechas iniciales se comprobaron, la mujer estaba ebria.

Por todo lo que rodea al accidente de la niña se inició una causa en la Comisaría 32 de San Rafael.