Se evitó lo que podía haber sido un femicidio porque esta persona iba con intenciones de usar su arma”, fue la frase de un alto jefe policial de San Rafael que resumió lo que fue el tiroteo que se suscitó en la madrugada de este martes y dejó como saldo un agresor abatido y un policía mal herido.

Producto de la balacera, Roberto Armando Cruz (34), que era conocido como “El Sapo”, murió en el lugar. En el caso del auxiliar Carlos Pavés, recibió dos impactos de bala, fue intervenido quirúrgicamente y por estas horas está internado en la unidad de terapia intensiva del hospital Schestakow, con pronóstico reservado.

//Mirá también: Acosaba a su ex pareja, se enfrentó a la Policía a los tiros y fue abatido

El incidente sangriento e inusitado ocurrió minutos antes de las cinco de la mañana en Suipacha al 740 en San Rafael.

Cruz se acercó a la casa de quien era su ex pareja y merodeaba el lugar con intenciones non sanctas.

Primero apareció alrededor de la media noche pero se tuvo que escapar ante la llamada de la mujer de 34 años a la Policía.

Ya entrada la madrugada, Cruz regresó a la vivienda de la ex y estaba vez tenía pensado ir más allá.

Ante la amenaza formal del agresor, la mujer volvió a llamar al 911 y desde el Comando Estratégico desplazaron un móvil de la Comisaria 8.

El cuerpo de Cruz tendido en la calle luego de la balacera.

En principio, más allá de la denuncia de la víctima, “no había, aparentemente, nada que hiciera mención a que el sujeto estaba armado”, confió una fuente policial.

Con Cruz agazapado en un pasillo, los efectivos se dispusieron a revisar el lugar y de improviso el agresor comenzó a disparar. Si bien no hay información oficial, el malhechor portaba una pistola tipo 9 milímetros.

Los atacó sin previo aviso y a corta distancia”, revelaron fuentes allegadas a la causa.

En medio de una balacera feroz en el que los protagonistas realizaron al menos 20 disparos, el auxiliar Pavés fue herido de gravedad. Un proyectil le impactó en el hombro izquierdo y el otro en la espalda a la altura de la región lumbar.

En tanto el compañero de Pavés respondió con otra serie de disparos hasta que le asestó dos tiros en el pecho y todo acabó. Cruz murió en el instante.

De acuerdo a los datos recabados por fuentes allegadas al hecho, Roberto Armando Cruz, además de tener prohibición de acercamiento a su ex pareja, en vigencia, contaba varios antecedentes penales.

Alrededor de seis meses atrás había salido de la cárcel, tenía antecedentes por consumo y venta de drogas, por violencia y también por hurto.

En el caso de la mujer, no tiene cuentas con la justicia y según manifestaron desde la Fuerza, en el caso de los efectivos de la Comisaria Octava que intervinieron en la balacera, no tienen mancha alguna en el legajo.

Roberto Armando Cruz, el agresor abatido por la policía.

Igualmente tanto la Justicia como la Inspección General de Seguridad (IGS) abrieron una investigación para determinar responsabilidades de los participantes en el tiroteo.

//Mirá también: Difundieron el parte médico del efectivo herido en el tiroteo

En cuanto a las pericias, por un lado se esperan los estudios forenses y toxicológicos y también requerirán las grabaciones, tanto de las llamadas al 911 como comunicaciones internas de la Policía, que están en el Comando Estratégico de Operaciones (CEO) de San Rafael.