El gobernador, Rodolfo Suárez, concretó la transferencia de Potasio Río Colorado y el yacimiento en tierras malargüinas pasó de manos de la brasileña Vale a la provincia.

Tras la reunión con los representantes legales de la empresa en Buenos Aires, el mandatario mendocino aseguró que el acuerdo sellado “abre muchísimas posibilidades para llevar adelante la explotación de potasio. Vamos a salir a buscar socios en el mundo. Esto va a generar mucho empleo, pero sobre todo mucha riqueza para la provincia de Mendoza”, destacó el mandatario al asegurar que “sin lugar a dudas, este es un día para celebrar”.

Suárez había anunciado que Mendoza se quedaría con los derechos de la mina durante su visita a Malargüe por el aniversario departamental y en la mañana de este jueves viajó a Buenos Aires junto al ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié y el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú para firmar el convenio de traspaso con los representantes de la empresa Vale.

El paso que sigue a continuación es enviar a la Legislatura un proyecto de ley para refrendar el acuerdo alcanzado con Vale y una vez que esté aprobado “podremos comenzar a trabajar en la toma de posesión de todos los bienes y derechos de la empresa”.

Además, el Gobernador dejó en claro que “ya hay posibles inversores, de diferentes lugares del mundo, que se han mostrado interesados en el proyecto”.

Lo que representa para Mendoza

“Esta transferencia significa recuperar una activo que la provincia tenía sin usar desde el año 2013. Se traspasan los activos mineros y físicos, aparte del dinero del mantenimiento, por cinco años aproximadamente. Son 250 millones de dólares en activos”, detalló Enrique Vaquié.

“Esto nos va permitir, junto con la actividad petrolífera, hacer sinergia para que las empresas de servicios petroleros puedan trabajar rápido en el lugar y generar empleo en el Sur”, agregó el funcionario.

Sobre el uso que tendrán los activos, el ministro de Economía aclaró que “formaban parte de la empresa. Ahora está en manos provinciales, y a partir de la búsqueda de nuevos socios se verá cuáles sirven y cuáles no”. En este sentido, Vaquié indicó que “hay una pista de aterrizaje que está aprobada y tiene todas las condiciones para que use como aeropuerto. El uso o no dependerá del nuevo socio y de la actividad que tengamos en el lugar”.

Proyecto minero Vale en Malargüe

Un poco de historia

Emilio Guiñazú sostuvo que “trabajamos mucho con la empresa, desde el 2019, para llegar a un acuerdo. Como se trata de una transferencia realizamos una auditoría muy profunda que demandó casi 6 meses de trabajo. Analizamos los aspectos ambientales, legales, societarios, financieros, contables, económicos y llegamos a la conclusión de que era conveniente para la provincia era conveniente avanzar en este proceso”.

Para cerrar, el subsecretario destacó que con la transferencia “logramos salvar los derechos mineros, rescatamos los estudios y aprobaciones de impacto ambiental y todos los activos físicos, que son 80 mil hectáreas, con todo lo que Vale construyó en la zona. Ahora la provincia encara este proyecto con una estrategia diferente, que es integrar Potasio Río Colorado al resto de la economía buscando sinergizarlo con el sector petrolero”.