Cámaras empresarias de Mendoza y San Juan repudiaron el accionar de los piqueteros que pretendieron ingresar a la firma Fénix en General Alvear exigiendo donaciones para una canasta navideña.

“No estamos dispuestos a tolerar el accionar prepotente de ninguna agrupación”, expresaron en el documento.

Después de los incidente en el ingreso a la pulpera alvearense con los integrantes de FOL (Frente de Organización en Lucha) que tienen asiento en Villa Atuel (San Rafael), las cámaras empresarias dieron a conocer un comunicado conjunto.

Situaciones como la vivida, no dejan de ser una muestra del caos que atraviesa nuestra Argentina como consecuencia de la falta de políticas de estado”, reza parte del comunicado que firmaron las cámaras de Comercio de General Alvear y San Rafael.

También acompañaron el documento público el Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, la Asociación de Cooperativas Vitivinícola, la Cámara Argentina de Fabricantes y Exportadores de Mosto, la Cámara de Bodegueros de San Juan, la Unión Vitivinícola Argentina y la Cámara Vitivinícola de San Juan.

Después de conocerse un comunicado que emanó de la Cámara de Comercio de General Alvear en el que exigieron a las autoridades “resguardar los intereses y derechos de nuestras empresas y sociedad en conjunto”, entidades empresarias de Mendoza y San Juan elaboraron un documento conjunto en el que respaldaron a las empresas y pymes en particular y repudiaron el accionar de los miembros de FOL.

Las entidades recordaron que “bajo ningún punto de vista las empresas tienen la obligación de proveer recursos o alimentos a ningún sector de la comunidad” e insistieron en que la responsabilidad está dada en el pago de los impuestos “que en la mayoría de los casos representan valores que superan ampliamente los ingresos, además de asumir los riesgos que implica el desarrollo de una actividad en nuestro país”.

Finalmente llamaron a toda la comunidad a “tomar conciencia y a actuar bajo los valores del respeto, la responsabilidad y la honestidad” y “especialmente instamos a las organizaciones que movilizan ciudadanos tras objetivos poco constructivos, que revisen su accionar y se comprometan a sumar propuestas y oportunidades de crecimiento para los ciudadanos, con un compromiso sensato y orientado al bien común”.

El documento completo

“Desde las Instituciones gremiales empresarias firmantes, se repudian los recientes actos de fuerza llevados a cabo al ingresar de la planta de FENIX S.A., bajo la exigencia de alimentos y cajas navideñas, situación que, no sólo vulnera los derechos de los ciudadanos y la propiedad privada, sino además, deja de manifiesto el desconocimiento de la realidad de las pymes.

El sector privado no sólo asume la responsabilidad que le compete pagando los impuestos que posibilitan el funcionamiento del estado y la generación de empleo, sino que sufre la situación económica con el mismo impacto que todos los integrantes de nuestra sociedad.

Comprendemos el difícil contexto en el cual nos encontramos en Argentina, atravesados por una profunda crisis económica. Por este motivo las empresas nos hacemos eco de las necesidades de nuestra comunidad, siendo las pymes un espacio donde se genera la única solución a la dura realidad económica: trabajo genuino. Sin embargo, no estamos dispuestos a tolerar el accionar prepotente de ninguna agrupación.

Las vías de comunicación existen y están disponibles, siempre en un ámbito de respeto y legalidad. Aquí es preciso aclarar que bajo ningún punto de vista las empresas tienen la obligación de proveer recursos o alimentos a ningún sector de la comunidad y reiteramos que se cumple el aporte de infinidad de impuestos que, en la mayoría de los casos, representan valores que superan ampliamente los ingresos, además de asumir los riesgos que implica el desarrollo de una actividad en nuestro país.

Por todo lo mencionado es que instamos a nuestros representantes a garantizar la seguridad de las pymes y de la comunidad, así como la cobertura de las necesidades básicas como el alimento, mediante estrategias que estén a la altura de las circunstancias y que promuevan el trabajo que dignifica al ser humano. Situaciones como la vivida, no dejan de ser una muestra del caos que atraviesa nuestra Argentina como consecuencia de la falta de políticas de estado en la materia.

Finalmente llamamos a toda la comunidad a tomar conciencia y a actuar bajo los valores del respeto, la responsabilidad y la honestidad, especialmente instamos a las organizaciones que movilizan ciudadanos tras objetivos poco constructivos, que revisen su accionar y se comprometan a sumar propuestas y oportunidades de crecimiento para los ciudadanos, con un compromiso sensato y orientado al bien común.