En la madrugada del domingo Miguel Díaz (23) circulaba junto a un amigo en un Fiat 147 y de manera aún inexplicable terminó con un disparo en la cabeza, estuvo internado 36 horas y falleció en la tarde del lunes.

De acuerdo a la información policial, Díaz y el amigo iban en el automóvil por la ruta 40 en Malargüe y de un momento a otro, el acompañante realizó un disparo y le dio al joven en la cabeza.

Miguel Díaz recibió un disparo en la cabeza y falleció en la tarde del lunes. Foto Malragüe a diario

Díaz fue asistido en el hospital regional de Malargüe y luego lo derivaron al hospital Schestakow en San Rafael y quedó internado en terapia intensiva hasta su deceso.

Tras el hecho, el compañero de Díaz quedó detenido en la Comisaría 24 y secuestraron un revolver calibre 22 largo.

Por ahora la investigación está dirigida a determinar si el disparo que terminó con la vida de Díaz fue intencional o todo se trató de un lamentable accidente.

Por ahora la fiscalía malargüina imputó al tirador por homicidio simple.