Viviana Villegas (49) fue asesinada el domingo por la madrugada durante un robo al quiosco que tenía en su casa en calle 5 y L en General Alvear. Solo se llevaron milanesas y cervezas.

Los delincuentes le realizaron varios cortes en la espalda y la remataron con un fuerte golpe en la cabeza con una barreta.

El hecho conmocionó a General Alvear y movilizó a la gente que salió a la calle a pedir justicia pero también más seguridad.

Los hijos de Viviana “todavía no podemos creer esto que pasó. Estamos destrozados, era una mujer muy tranquila que no se metía con nadie”, dijo Mauricio Cirica (32) hijo de la víctima.

Cirica descartó que los malhechores entraran por el dinero ya que “se llevaron milanesas y cervezas y otras cosas pero la plata quedó ahí”.

“Más de una vez mi mamá ayudó a estos malvivientes, los conocía, cuando iban a comprar y les faltaba plata ella les decía que se llevaran las cosas igual y después, si podían, le llevaran la plata. Pero parece que le tenían ganas hace tiempo, de ir a robarle, pero antes los sujetaba un pibe y ese día justo no estaba, entonces aprovecharon”, agregó con pesar el hijo de Viviana.

Por último el hijo de Viviana se mostró “conforme con la fiscal y la policía porque se han movido rápido y hay pistas que llevan a esclarecer esto”, y un segundo después añadió: “A mi mamá no la voy a recuperar más, pero pido que se haga justicia, que paguen por lo que hicieron”.