Un vecino de San Rafael y otro en Malargüe fueron víctimas de una estafa muy similar.

A un lo engañaron hackeando el celular de un conocido, mientras que al otro le hackearon la cuenta de Facebook.

//Mirá también: Estafa: supuesto pastor ofrece ayudas económicas y le saca a la gente datos de las tarjetas de crédito y débito

En ambos casos utilizaron las cuentas falsas para pedir dinero a los contactos.

En Malargüe un hombre denunció que le trucharon o hackearon la cuenta de Facebook y comenzaron a solicitar dinero a sus contactos. Los apuntados fueron los familiares del a víctima.

El estafador asumió la identidad del hombre y con el pedido de dinero también envió el CBU de una cuenta bancaria para que le hicieran la transferencia.

Al darse cuenta de lo sucedido, la víctima del hacker denunció la situación en la Comisaría 24 de Malargüe.

En San Rafael también clonaron o hackearon una cuenta pero en este caso fue la de un celular y a través de WhastApp empezaron a pedir dinero a los contactos.

Sergio fue uno de los que cayó en la trampa y perdió $2.000. El hombre aseguró que recibió un mensaje de su amigo Marcelo que le pedía $10.000 para cubrir una cuenta en Mercado Pago ya que tenía muchos gastos a causa de su madre

“Este fin de semana necesitaba comprar verduras y me lo encuentro en su trabajo. Lo primero que le pregunto es cómo esta, ya que sé que tiene algunos problemas personales, a lo que (Marcelo) se mostró sorprendido. Le digo sobre los $2.000 y me dice que yo era otro de sus contactos a los que le habían solicitado dinero”, relató Sergio a Diario de San Rafael.

La víctima de la estafa explicó que “le han hackeado el celular y empezaron a pedir plata a sus contactos. Yo le di $2.000, otro amigo le dio $4.000 y un tercero estuvo a punto de enviarle $16.000, aunque lo llamó y pudo corroborar que se trataba de una estafa”, contó.

//Mirá tambíen: Incendio destruyó un departamento y causó daños en una propiedad vecina

De acuerdo a los dichos de Sergio al diario sanrafaelino “cuando mi amigo se dio cuenta de que era una estafa, se dirigió a Claro, explicó la situación y la línea quedó bloqueada”.

“Lamentablemente yo perdí el dinero pero es algo para tener en cuenta, ya que me queda como aprendizaje el tener que llamar y hablar con la persona antes de hacer algún tipo de transferencia”, finalizó.