En Malargüe consideran que la no resolución del laudo presidencial por Portezuelo del Viento lejos de ser un obstáculo o una demora sin sentido, abre una instancia para el diálogo y la unión de todas las fuerzas mendocinas para reimpulsar la mega obra.

“Esta es una nueva oportunidad para el sur mendocino, el silencio de la Nación permite que se fijen nuevas estratégicas para que Portezuelo del Viento sea el plan A, B y Z”, dijo Gustavo Mirás, presidente de la Cámara de Comercio de Malargüe.

El dirigente empresarial consideró que “son muchos los actores políticos y de instituciones que se manifestaron a favor de la construcción de Portezuelo del Viento por eso este tiempo, no lo tomamos como una demora (para perjudicar a Mendoza) sino que se genera la oportunidad de que todos juntos fijemos una postura y volvamos a poner en valor la obra y peleemos unidos para que se concrete”, agregó.

El Gobierno Nacional debía expedirse en el laudo presidencial que solicitó Mendoza luego que La Pampa y el resto de las provincias del Coirco votaran a favor de un nuevo estudio de impacto ambiental pero a lo largo de toda la cuenca.

Ante las demoras en la resolución del laudo, el gobernador Rodolfo Suarez ingresó un pronto despacho y la fecha límite para contestar era este viernes.

A 24 horas del vencimiento del plazo, la Nación a través del Misterio de Interior contestó el pedido mendocino pero no resolvió el si o no al nuevo estudio de impacto ambiental, sino que dejó todo nuevamente en la nada.

Desde la Casa Rosada le aseguraron a Mendoza que “no consta en el ámbito de este Ministerio del Interior o del Consejo de Gobierno del COIRCO, presentación alguna por parte de vuestra provincia que dé formal inicio a la instancia de laudo arbitral del Presidente de la Nación”.

En síntesis, le dijeron a Mendoza que no existía ninguna presentación formal que habilite el laudo presidnecial.

Suárez salió a contradecir a la Casa Rosada y aseguró que presentará nuevamente el pedido de laudo para resolver el conflicto con La Pampa.

Pero más allá de esa respuesta oficial, los malargüinos están convencidos que se abrió la oportunidad para reimpulsar la obra de la mega presa en el río Grande.

“Hay que retomar el diálogo entre todos y fijar una nueva estrategia en la que todos hablemos solamente de Portezuelo del Viento e impulsarla conjuntamente ante la Nación”, insitió Gustavo Miras.

Además el dirigente sostuvo que “si no hay laudo (por parte del presidente Alberto Fernández) lo que debería hacer el Gobernador Suarez es basarse en el laudo que hizo (Mauricio) Macri y avanzar con la obra”.

No al Malargüe Exit

Gustavo Miras, presidente de la Cámara de Comercio malargüina, desechó de plano las medidas de protestas con que habían amenazado días atrás si se caía la obra.

Cortes de rutas y hasta impulsar el Malargüe Exit fueron algunas de las propuestas que tiraron los vecinos en una reunión.

“Todo eso quedó en meros deseos, en todo caso, acá no se trata de presionar al Gobernador ni a nadie, todo lo contrario, lo que debemos hacer es ponernos de acuerdo y estar junto luchando y defendiendo la obra”.