La Policía detuvo a José María Casado (63) que se encontraba prófugo de la Justicia luego de que la Corte confirmara el fallo en su contra.

Casado fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión por el delito de insolvencia fraudulenta alimentaria hacia su ex mujer.

Según fuentes judiciales, durante la búsqueda del prófugo intervinieron el teléfono de una pariente que tiene domicilio en calle Libertad en San Rafael y en la siesta de este sábado lograron dar con él.

La causa contra Casado la inició su ex pareja y el Tribunal Penal Colegiado N°1 (TPC) de San Rafael lo encontró culpable y lo condenó por insolvencia fraudulenta alimentaria.

Se trata de un delito que castiga con pena de cárcel a las personas que se desprenden de una parte importante de su patrimonio conociendo que tienen una deuda alimentaria y una demanda en su contra. Con esa maniobra pretendía eludir las obligaciones alimentarias con sus hijos.

Tras ser condenado, Casado apeló el fallo y llevó el caso hasta la Corte mendocina, mientras tanto aguardó en libertad el dictamen final.

Así fue que a principio de mes el Máximo Tribunal confirmó la condena a 3 años y 6 meses de prisión que dictó la justicia en primera instancia y fue cuando se dio a la fuga. Casado fue declarado en rebeldía y emitieron el pedido de captura nacional e internacional.

El hombre de 63 años logró evadir a la Policía hasta que este sábado, alrededor de las tres de la tarde, lo apresaron.

En el lugar trabajó la fiscal Paula Arana y el juez Jorge Yapur.