Caminos cortados y convertidos en río, familias evacuadas y casas inundadas o con techos destruidos son parte del panorama que dejó la tormenta en San Rafael.

//Mirá también: Alerta rojo en el sur mendocino: precipitó granizo del tamaño de un limón

La tormenta comenzó a hacerse sentir en la tarde del martes con precipitación de granizo del tamaño de un limón pero eso fue solo el comienzo. La abundante precipitación de agua acompañada del fuerte viento hizo estragos.

Además de caída de árboles y cortes de energía por las roturas del tendido eléctrico en distintas zonas de San Rafael, el agua comenzó a llegar a las vivienas. Las filtraciones en los techos y en particular los desbordes de canales y desagües inundaron las casas.

Desde Defensa Civil informaron que hubo familias evacuadas en Las Malvinas, Villa Atuel y Las Paredes (zona de El Cristo). Además hubo varias familias que se autoevacuaron en la noche y durante el día esperan regresar a sus casas una vez que baje el agua.

“Lo más complicado está en distritos, donde desbordaron canales y provocaron inundaciones en vivienda, que se sumó a granizo de gran tamaño que también rompió techos y causó filtraciones”, dijo Mariela Langa, directora de Desarrollo Social del Municipio.

Se trabaja con mayor intensidad en Las Paredes, La Nora, Colonia Española, Las Malvinas y Villa Atuel.

Precisamente dos sectores de los más afectados fueron La Nora y Colonia Española, a raíz del desborde del cauce aluvional sobre el zanjón La Hedionda. En las viviendas inundadas de la zona se trabaja con mano de obra municipal y asistencia a los perjudicados con la entrega de diferentes materiales.

//Mirá también: Una imagen vale más que mil palabras: una tormenta de verano en pleno otoño

Así mismo, desde la comuna indicaron que en ambos parajes hay lugares en los que aún no pudieron llegar ya que los caminos se encuentran intransitables.